Volver a galería

Odalisca roja

ODALISCA ROJA

En el principio fue una mujer que se dio la vuelta,
como un guante.
El nacido es un espejo de la madre,
con marco pero de ojo interminable.


Fui parido en la reversibilidad,
y cada día vuelvo a aquel momento
cuando arrojo lejos de mí las sábanas.


Cada día podría tener un nombre distinto
y no lo tengo.
Sin embargo,
la puerta, la ventana, tu boca, tu vulva,
tus ojos,
me contienen, me acercan,
me llevan al primer segundo,
cuando ya no era libre y lloraba.


Hay en tus piernas abiertas la luz de una mirada,
el pozo resonante de un reflejo de áspero olor a incienso
y la ceniza roja de una piedra efusiva1, eyectada.


Soy la escoria con derecho a ser esclavo de esa membrana;
soy un prospector2 que hurga en la tierra,
soy un guante de piel enredada.

1 relativa a un líquido derramado, comúnmente de la sangre. Expansión e intensidad de los afectos generosos o alegres de ánimo. Rocas solidificadas del magma expulsado. DRAE.
2 prospector: durante toda la escritura, escuché en bucle el tema "Prospectors arrive", de la banda sonora de Jonny Greeenwood para "There will be blood".