Volver a galería

El vestido negro

EL VESTIDO NEGRO

Ese desnudo es un agujero en el asfalto;
un pescado envuelto en el periódico de ayer;
es la estrella sin constelación, sin patria;
la carne indefinida y cruda que disuelve el crucigrama.

Levanto el vestido como la copa de vino,
sobre los anuncios grises de tu gobierno,
y cubro con él mis babas de anciano
que corren sobre las picas1 de lo diario.

En éste, mi puto coño oculto,
encuentro la boca de mi húmeda caverna,
el buco2 del suelo donde pierdo la cara
y las huellas administradas de los dedos.

Sobre ese Escorial de las esquelas vivas,
donde aparecen los nombres sin rima, trabajando,
donde viven alegres las moscas verdes de la mierda,
mi coño de guerra corta los ojos3 como manzanas.

El desnudo es un agujero en la balsa de aceite que chilla,
es un vislumbre de profundidades enlosadas,
una alteración del orden que juzga el pensamiento,
es el fantasma con nombre de esclavo que canta.

1 especie de lanza larga (…) que usaban los soldados de infantería. Garrocha del picador de toros. Medida para profundidades. Palo de la baraja francesa. Afición del apetito a comer materias extrañas, tierra, etc. Medida de distancia en tipografía tradicional anglosajona. _DRAE
2 boca, hendidura. Cabida. _DRAE. En italiano, agujero: Ivo Salvini, protagonista la La voz de la Luna, de Federico Fellini, se pregunta si habrá un buco que comunique el mundo de los vivos y los muertos. Allí era nacimiento hacia el pasado, la infancia. En este caso, es hacia el interior, a una profundidad menos concreta.
3 el coño, la raja en la carne, reflejo del ojo cortado de Un perro andaluz, de Buñuel y Dalí. Una nueva mirada.

En la comunicación social, la ropa es una capa más. Defino mi yo por las elecciones estéticas de esa capa. Más, esas elecciones muestran una falsa identidad. Junto a las demás, forman la superficie de la representación social, una dimensión, la cotidiana, frustrante y delirante, igual a la visión neutra de la vida. La profundidad es una ilusión.
El desnudo es un agujero en esa capa de "tranquilidad", un atisbo de profundidad semántica, una alteración del orden, un fantasma con nombre.