Volver a galería

El filo de la catástrofe

EL FILO DE LA CATASTROFE1

Más acá de la sopa informe y primordial,
ella duda entre negar su nacimiento
y retornar a la concha,
o exhibirse como fruto de la catástrofe1.


El paisaje inhóspito del nuevo orden,
del falo que alumbra y guía,
que garantiza su belleza y uso,
es apenas una ruina,
una pequeña ventana sucia en la inmensidad.


Es un pequeño movimiento el que decide,
un más allá de las manos y una espalda
como una caracola;
un movimiento sobre cuyo filo, lento,
camina el margen.

1La palabra "catástrofe" deriva del griego καταστροφ? (katastrophe - ruina, destrucción) y está formada de las raíces κατ? (cata = hacia abajo) y στροφ? (strofe = voltear), o sea "voltear hacia abajo", o cambiar las cosas para lo peor, o, poner las cosas del revés.
Los griegos, fanáticos del teatro, no usaban esta palabra para describir un desastre natural, sino que "golpe teatral" en sentido del desenlace de una tragedia o comedia.


Identificación falo-funcionamiento sociedad capitalista, el nuevo orden. No quiero participar de ese falo; no ser una pieza más de ese paisaje derruido; no quiero aceptar esa parte de mi yo, de mi desarrollo.
Mi integración en ese falo, ser falo, garantizará mi belleza y uso: mi producción, mi seducción.


Para Freud es el falo el que completa, es el narcisismo satisfecho y el yo ideal. Para Lacan, la imagen que ve el niño en el espejo es un ejemplo de la imagen fálica porque aparece la imagen como completud.
La cultura, como podemos ver, es significada en tanto falta, que es la causa y efecto de una ley que tiene como significante al falo que es fundamento del orden simbólico, condición estructural para que haya sujeto, que en tanto castrado, vuelve eje a su insatisfacción. _El falo en la cultura. Víctor Gutiérrez Olivares.